Gentilicio de Zamora



gentilicio de zamora

El gentilicio de Zamora es zamorano y zamorana

El gentilicio de Zamora es el de zamorano y zamorana. El plural es el de zamoranos. A pesar de su inmediatez a la hora de ser  formado a partir del topónimo de la ciudad o la región, no está claro al cien por cien de donde viene ya que el nombre «Zamora» todavía no tiene consensuado entre los filólogos la auténtica procedencia o germen.

 

Origen del gentilicio de Zamora

 

Preguntarse por el origen de término «zamorano» o «zamorana» es completamente equivalente a indagar por la aparición de «Zamora». Hay varias alternativas que dan respuesta al porqué de este nombre actual para la ciudad castellano leonesa a orillas del río Duero.

La dificultad de poder decantarse por una u otra explicación es debido, en parte, a la falta de fuentes sólidas y también a la gran cantidad de influencias que la zona ha tenido a lo largo de la historia.

Celtas, germanos, romanos y árabes han ocupado la zona durante largos periodos de tiempo y a los expertos les es bastante complicado elaborar una teoría sólida sobre el papel que cada uno de estos pueblos ha tenido en la consolidación del actual nombre del lugar.

 

La hipótesis de Cesáreo Fernández Duro

 

Este erudito español del s. XIX y muy querido por los zamoranos (él también los es) escribió sobre la etimología y el gentilicio de Zamora en su obra «Memorias Históricas de la Ciudad de Zamora, su Provincia y Obispado».

Según Fernández, la ciudad Zamorana ha podido recibir su nombre debido a varios vocablos posibles. Los más importantes son los siguientes cuatro:

  • Samurah: es un término árabe que viene a significar «turquesa». Son numerosos los autores que ven en este término un serio candidato al origen de Zamora y zamorano.
  • Za mora: Alfonso X el Sabio recoge tal término en el tratado «Estoria de España». Juan Antonio de Estrada relata que un criado de del rey Alonso III Leonés tenía una vaca llamada Mora. Quiso apartar a la vaca del lugar y para ello gritó ¡Za Mora!. Al rey e pareció un término gracioso, ordenando retener tal nombre para el lugar.
  • Camur: esta es una palabra de origen griego. Era empleada para nombrar cosas torcidas o curvadas.
  • Samar: la palabra que aquí tenemos es de origen judío. Significa guardad.

 

La hipótesis del norte de África

 

No puede obviarse el hecho de que en la parte norte de la cercana África existen numerosas villas que poseen un topónimo muy parecido al analizado. Ejemplos son Zemmoura en donde a sus habitantes se les llama zemmours. Otras: Zemmora, Zemmouri, Zemmorah.

Las localidades africanas han recibido estos nombres de la mano de la lengua bereber, en concreto del término «azemur» que es el que da nombre a un tipo de olivo silvestre. Es bastante pausible que nuestra Zamora tenga también aquí su origen. De hecho, en la misma ciudad del Duero se halla el «Barrio de Olivares», uno de los barrios más antiguos de la ciudad, próximo al río y por el que discurría la importante Cazada de la Plata, una de las vías comerciales más importantes de aquella época.

Sin embargo, esta hipótesis árabe choca con el hecho de existir el nombre «Zamora» aparentemente en tiempos anteriores de las gentes norteafricanas a la ribera del Duero. Así, en 569, en el Concilio de Lugo se escribe «Semure» en referencia a Zamora o también la prueba de un par de monedas del rey visigodo Sisebuto en donde se lee «Semure Pius».

 

La hipótesis de los pueblos celtas





En tierras francesas existen pueblos que parecen compartir la misma raíz que Semure, término que se repite una y otra vez en las monedas correspondientes a los merovingios. Localidades francesas somo Semur-en-Auoix, Semur-en-Vallon o Semur-en-Brionnais son algunos ejemplos que podrían hacernos pensar que realmente el origen es celta, ya que tales enclaves franceses lo eran.

El argumento celta se refuerza con el hecho de que la zona realmente estuvo ocupado por tales gentes y en la región zamorana multitud de lugares poseen topónimos claramente celtíberos como es el caso de Bretó, Puebla de Sanabria, Brigeco o Sayago.

En tipos de los romanos existió para Zamora el nombre Ocelodurum. No es seguro que este lugar fuera realmente Zamora. Si realmente lo fue, entonces Semure ha sustituido a Ocelodurum, lo que implica que se trata de un topónimo más joven haciéndonos suponer que más que tener un origen celta genuino lo que seria es una imitación de los nombres de villas francesas que la hegemonía de los visigodos puso de moda en el lugar.

 

Lo más pausible

 

Después de haber hecho un repaso por las diversas posibles explicaciones del topónimo del lugar y por ende del gentilicio asociado, hay que decir que la idea más comúnmente aceptada es la siguiente:

Del Semure de la época visigoda pasó a llamarse como consecuencia de la influencia árabe como Azemur que significa olivo silvestre. Con el tiempo derivó a Samura, también dentro del periodo de supremacía de los musulmanes.

Los cristianos recuperan la ciudad y pasa a ser llamada como ahora la conocemos (desde el siglo diez en adelante.

 

Más información sobre los zamoranos y su ciudad

 

Si quieres saber muchas más cosas sobre Zamora, la región o sus gentes, los zamoranos, te facilitamos la web oficial de su ayuntamiento, en donde podrás acceder de forma fácil a datos sobre fiestas de interés, monumentos, tradiciones, lugares que visitar y otros:

 

Otros gentilicios interesantes

 

Puede que estés interesado en indagar sobre el nombre de otros gentilicios pertenecientes a ciudades o regiones de diversas partes del mundo. En el menú superior de la página puedes acceder a decenas de ellos. Nosotros te sugerimos aquí los siguientes: