Gentilicio de Tenerife

gentilicio de tenerife

Tenerife es una isla perteneciente al archipiélago de las Islas Canarias. Sus habitantes reciben los siguientes gentilicios: Tinerfeño y tinerfeña además de chicharrero y chicharrera.

Origen del gentilicio tinerfeño




El adjetivo “tinerfeño” no se deriva directamente del actual topónimo de la isla, Tenerife, sino que lo hace de un antiguo nombre que ya no es usado. Vamos a hacer un poco de historia.

Los guanches, antiguos nativos de Tenerife, llamaban a su isla por el nombre de Achined, entre otras variantes documentadas. Hay dos hipótesis del significado de este vocablo: uno es el de “retumbo”, inspitado tal vez en los sonidos telúricos bajo tierra y otro es el de “mi tierra”, nombre afectivo.

Los romanos denorminaron a la isla como Ninguaria o Nivaria, sustantivo relacionado con el significado de “nieve”, algo muy natural ya que el Teide siempre presentaba el blanco elemento en su cumbre.

Mucho más tarde sobre los S. XIV y XV es corriente verla señalada en las cartas portulanas con el poco amistoso nombre de Ínsula del Infierno.


Los habitantes de la vecina isla de La Palma, los benahoritas, conocían a la isla del Teide con el nombre de Blanca Montaña (Tener Ife), nombre actual.

En 1350 se plasma el lugar en el libro “Conoscimiento” con las grafías Tenerefiz. Y por último y ya de forma definitiva, Tinerfe, el último rey de la Isla antes de que Castilla se hiciese con su control parece ser que otorga su nombre al lugar y de este es formado su actual gentilicio.

Origen del gentilicio chicharrero

Por chicharrero o chicharerra se hace referencia al habitante de la actual capital de Tenerife que es Santa Cruz de Tenerife. En principio fue un adjetivo con el ánimo de afear a los tinerfeños creado por los habitantes de La Laguna, la otra gran ciudad de la isla y que era la capital. Las gentes de Tenerife, de condición muy humilde básicamente se alimentaban de chicharro, un pescado visto pequeño y de mala calidad.

Desgraciadamente para los de La Laguna, en el S. XIX fue trasladada la capital a Santa Cruz de Tenerife por mandato de Fernando VII cambiándose las tornas. A pesar de ello, los tinerfeños de la nueva capital orgullosos de su gentilicio, en principio un tanto despectivo, lo siguieron adoptando de muy buen gusto.


Si sientes interés por conocer más de la isla del Teide y de los tinerfeños, visita la siguiente web dedicada al turismo en la isla: https://www.webtenerife.com/