Gentilicio de Jaén

Gentilicio de Jaén

Hay varios «Jaén» en el mundo. En concreto hay 4. Dos son regiones y otros dos son ciudades. Estos lugares pertenecen a Perú y a España. Tanto en un lado como en otro, los habitantes de estos lugares son llamamos de varias formas. El gentilicio de Jaén válido para las gentes de Jaén no es único:

  • Jiennense.
  • Giennense.
  • Aurgitano, aurgitana.
  • Jaenés, jaenesa.
  • Jaenero, jaenera.

 

El gentilicio jiennense y giennense

 

Posiblemente el nombre «jiennense» o «giennene» tiene su origen en la ocupación romana del lugar. Ellos llamaban a este asentamiento con el nombre de «Gaiena» que significa «pueblo de Gaius». De aquí la palabra derivó a Gaien. Los árabes entendieron el nombre como «Yaiya».

A parte de la versión romana se encuentra la judía. Los sefardíes tenían la costumbre de ​ apellidarse como el nombre de la ciudad en la que vivían o de la que provenían y en el norte de África los sefardíes establecidos allí reclaman que el nombre de la ciudad de Jaén y por derivación el de su gentilicio se lo han dado ellos, a través de la palabra hebrea «Dayan» cuyo significado es «juez»​.

Gentilicio aurgitano y aurgitana

 

Si bien en tiempos romanos al pueblo de Jaén se le conocía como «Gaiena», como hemos dicho antes, posteriormente al mandato de Tito Livio empezó a ser conocido también por dos nombres alternativos: uno era Aungiris y otro era Oringis. s. Y no sólo eso: el primer historiador en escribir «La Historia Universal del Mundo», nos referimos al griego Polibio, allá por el S. II antes de Cristo, se refería a ella como Elinga y también como Alingis. También llegaron a nombrarla como «Flavia». No queda ahí la cosa y la buena y noble ciudad de Jaén va a seguir recibiendo diversas denominaciones: tras el concilio de Ilíberis o concilio de Elvira, sobre el S. III, es llamada Advinge y por supuesto que los árabes también le dieron otro topónimo: «Chen». Pero de entre todos estos nombres y denominaciones sólo la influencia de uno ha llegado hasta nuestros días. Es cuando en el S. I, Vespasiano por decreto designa a la comarca como «Municipio Flavio Aurgitano». Y obviamente aquí no hay duda alguna de por qué a los habitantes de Jaén y región se les conoce como aurgitanos y aurgitanas.

 

Los gentilicios jaenés y jaenero

 

Estos dos gentilicios vienen del topónimo del lugar. Tanto los gentilicios «jaenero» y «jaenera» como «jaenés» y «jaenesa» se usan para designar a los nacidos en la ciudad de Jaén y son vistos como variantes coloquiales de «jiennense» y «giennense» más dados a representar a todas las gentes de la región en vez de a la villa.

 

 

Para más información sobre Jaén y su provincia puedes visitar los siguientes enlaces: