Gentilicio de Barcelona

Gentilicio de Barcelona

El gentilicio de Barcelona, tanto para la ciudad o para la región, no es difícil de adivinar: barcelonés y barcelonesa en castellano; Barceloní y barcelonina en catalán. Hay una versión culta de gentilicio: barcinonense, que deriva directamente del vocablo latino barcinonensis para las gentes de la comarca. Lo interesante del asunto del gentilicio de los barceloneses es cómo se ha llegado a él.



Por qué el gentilicio de Barcelona es barcelonés

No es conocido a ciencia cierta ninguno de los gentilicios de Barcelona y por eso existen multitud de hipótesis, teorías y leyendas de porqué los barceloneses son barceloneses. Lo que está claro es que el gentilicio viene directamente del topónimo de Barcelona. La pregunta es entonces: ¿por qué Barcelona se llama así?

Hace más de 2500 años empezaron a surgir las primeras villas en la región de Barcelona. Eran gentes de cultura íbera pertenecientes a un grupo conocido como layetanos. En ellos está el origen de todo lo relacionado con la ciudad condal y toda la región. Siglos después llegó el periodo de romanización. El primero en conquistar el lugar fue Gnaeus Cornelius Scipio Calvus allá por el 200 antes de Cristo. Cayo Julio Cesar y Octavio Augusto fueron algunos de sus regentes ilustres. Uno de los primeros nombres de Barcelona en este periodo romano fue el de Colonia Iulia Augusta Paterna Faventia Barcino. A partir de aquí empieza un periodo de incursiones germánicas, y ya dentro de la Edad Media el término Barcino evoluciona de cierta manera hasta llegar a Barchenona, bien parecido a Barcelona.

Gentilicios de Barcelona. Más hipótesis

Pero hay otras hipótesis alternativas de cómo se ha llegado al nombre Barcelona y por ende a el gentilicio de barcelonés o barceloní. Puede que los cartagineses sean los que realmente hayan bautizado a la ciudad. Hay defensores de esta idea que apelan al apellido de Aníbal, que era Barca o Barcas. Así, el padre de Aníbal, el militar cartaginés Amílcar Barca, tuvo estancias de tiempo en la zona durante la segunda guerra púnica entre romanos y cartaginenes y otras campañas bélicas que los cartagineses mantuvieron con los pueblos íberos y a través de su gran influencia su apellido fue la fuente del topónimo y gentilicio de Barcelona. 

Tenemos también la explicación fenicia, la de los que ven pausible un origen fenicio en el topónimo y gentilicio de la segunda ciudad más poblada de España que recurren a una inscripción en grafos íberos en donde se puede leer algo parecido a Barcelona en una moneda acuñada por los fenicios para defender su argumento.

A parte de estas explicaciones más o menos creíbles están muchas otras pero que se explican desde la mitología y leyendas de todo tipo: Hércules, los argonautas, el Vellocino de Oro son usados como elementos explicativos del nombre Barcelona.

Si quieres saber más cosas sobre Barcelona y sobre los barceloneses te remitimos a la página oficial de Barcelona: http://www.barcelona.cat/