Gentilicio de

 

GENTILICIODE es el lugar ideal para saber el nombre de los habitantes de cada pueblo, villa, ciudad, región, nación, continente e incluso planeta, por qué no. Pero también puede hacer referencia a la pertenencia de un partido político, creencia religiosa o relativo a cualquiera de los puntos cardinales existentes.

Gentilicio tiene un sinónimo poco conocido llamado demónimo. Tanto gentilicio como demónimo son adjetivos que sirven para identificar la procedencia de cada persona.

 

Origen de los gentilicios

 

En general, cuando nos referimos a los gentilicios como adjetivos de personas asociados a lugares dicho gentilicio suele ser un derivado del topónimo del lugar, siendo el topónimo en nombre por el que se conoce el lugar. Es decir, el origen más común de un gentilicio es el nombre del lugar. Por ejemplo, Córdoba es un topónimo y cordobés es el gentilicio de Córdoba. León es otro topónimo y leonés es el gentilicio de León. ¿Parece fácil verdad? Pues la verdad que no lo es tanto. Existen numerosas excepciones y reglas a la hora de su formación.

 

Formación del gentilicio

 

En los dos casos anteriores el gentilicio de obtiene a partir del topónimo añadiendo el sufijo -es. La verdad es que hay un montón de sufijos que pueden ser añadidos y lo peor de todo es que para bastantes gentilicios su formación no es para nada intuitiva y no sigue ninguna regla lógica.